Información

Vladimir Putin


El líder ruso Vladimir Putin nació en 1952 en St. Después de graduarse de la Universidad Estatal de Leningrado, Putin comenzó su carrera en la KGB como oficial de inteligencia en 1975. Putin ascendió a los primeros puestos del gobierno ruso después de unirse a la administración del presidente Boris Yeltsin en 1998. , convirtiéndose en primer ministro en 1999 antes de asumir la presidencia. Putin fue nuevamente nombrado primer ministro ruso en 2008 y mantuvo su poder al obtener la reelección a la presidencia en 2012.

Tras el colapso de la Unión Soviética en 1991, se retiró de la KGB con el rango de coronel y regresó a Leningrado como partidario de Anatoly Sobchak (1937-2000), un político liberal. Tras la elección de este último como alcalde de Leningrado (1991), Putin se convirtió en su jefe de relaciones exteriores y primer teniente de alcalde (1994).

Después de la derrota de Sobchak en 1996, Putin renunció a su cargo y se mudó a Moscú. En 1998 fue nombrado subdirector de gestión en la administración presidencial de Boris Yeltsin, a cargo de las relaciones del Kremlin con los gobiernos regionales.

Poco después, fue nombrado jefe de Seguridad Federal, un brazo de la antigua KGB, y jefe del Consejo de Seguridad de Yeltsin. En agosto de 1999, Yeltsin destituyó a su primer ministro Sergey Stapashin junto con su gabinete y promovió a Putin en su lugar.

En diciembre de 1999, Yeltsin dimitió como presidente y nombró a Putin presidente interino hasta que se celebraron elecciones oficiales (a principios de 2000). Fue reelegido en 2004. En abril de 2005 realizó una visita histórica a Israel para conversar con el primer ministro Ariel Sharon, la primera visita allí de un líder del Kremlin.

Debido a los límites del mandato, Putin se vio obligado a dejar la presidencia en 2008, pero no antes de asegurar el cargo para su protegido Dmitry Medvedev. Putin se desempeñó como primer ministro de Medvedev hasta 2012, cuando fue reelegido presidente de Rusia.

Biografía cortesía de BIO.com


Vladimir Putin: las verdaderas lecciones del 75 aniversario de la Segunda Guerra Mundial

El presidente ruso ofrece una evaluación completa del legado de la Segunda Guerra Mundial, argumentando que "Hoy, los políticos europeos, y los líderes polacos en particular, desean barrer la Traición de Munich debajo de la alfombra. La Traición de Munich mostró a la Unión Soviética que el los países se ocuparían de cuestiones de seguridad sin tener en cuenta sus intereses ".

Han pasado setenta y cinco años desde el final de la Gran Guerra Patria. Varias generaciones han crecido a lo largo de los años. El mapa político del planeta ha cambiado. La Unión Soviética que reclamó una victoria épica y aplastante sobre el nazismo y salvó al mundo entero se ha ido. Además, los eventos de esa guerra se han convertido en un recuerdo lejano, incluso para sus participantes. Entonces, ¿por qué Rusia celebra el nueve de mayo como la fiesta más importante? ¿Por qué la vida casi se detiene el 22 de junio? ¿Y por qué uno siente un nudo en la garganta?

Suelen decir que la guerra ha dejado una profunda huella en la historia de cada familia. Detrás de estas palabras, están los destinos de millones de personas, sus sufrimientos y el dolor de la pérdida. Detrás de estas palabras, también está el orgullo, la verdad y el recuerdo.

Para mis padres, la guerra significó las terribles pruebas del Sitio de Leningrado, donde murió mi hermano Vitya, de dos años. Fue el lugar donde mi madre logró sobrevivir milagrosamente. Mi padre, a pesar de estar exento del servicio activo, se ofreció como voluntario para defender su ciudad natal. Tomó la misma decisión que millones de ciudadanos soviéticos. Luchó en la cabeza de puente de Nevsky Pyatachok y resultó gravemente herido. Y mientras más años pasan, más siento la necesidad de hablar con mis padres y aprender más sobre el período de guerra de sus vidas. Sin embargo, ya no tengo la oportunidad de hacerlo. Es por eso que atesoro en mi corazón las conversaciones que tuve con mi padre y mi madre sobre este tema, así como la poca emoción que mostraron.

Las personas de mi edad y yo creemos que es importante que nuestros hijos, nietos y bisnietos comprendan el tormento y las dificultades que tuvieron que soportar sus antepasados. Necesitan comprender cómo sus ancestros lograron perseverar y ganar. ¿De dónde vino su pura e inflexible fuerza de voluntad que asombró y fascinó al mundo entero? Claro, estaban defendiendo su hogar, sus hijos, sus seres queridos y sus familias. Sin embargo, lo que compartieron fue el amor por su patria, su Patria. Ese sentimiento íntimo y profundamente arraigado se refleja plenamente en la esencia misma de nuestra nación y se convirtió en uno de los factores decisivos en su lucha heroica y sacrificada contra los nazis.

A menudo me pregunto: ¿Qué haría la generación actual? ¿Cómo actuará ante una situación de crisis? Veo médicos jóvenes, enfermeras, a veces recién graduados que van a la "zona roja" para salvar vidas. Veo a nuestros militares que luchan contra el terrorismo internacional en el norte del Cáucaso y lucharon hasta el amargo final en Siria. Son tan jóvenes. Muchos militares que formaban parte de la legendaria e inmortal 6ª Compañía de Paracaidistas tenían entre 19 y 20 años. Pero todos demostraron que merecían heredar la hazaña de los guerreros de nuestra patria que la defendieron durante la Gran Guerra Patria.

Por eso confío en que uno de los rasgos característicos de los pueblos de Rusia es cumplir con su deber sin compadecerse de sí mismos cuando las circunstancias así lo exigen. Valores como el altruismo, el patriotismo, el amor por su hogar, su familia y su patria siguen siendo fundamentales e integrales en la sociedad rusa hasta el día de hoy. Estos valores son, en gran medida, la columna vertebral de la soberanía de nuestro país.

Hoy en día, tenemos nuevas tradiciones creadas por la gente, como el Regimiento Inmortal. Esta es la marcha de la memoria que simboliza nuestra gratitud, así como la conexión viva y los lazos de sangre entre generaciones. Millones de personas salen a las calles portando las fotografías de sus familiares que defendieron su Patria y derrotaron a los nazis. Esto significa que sus vidas, sus ordalías y sacrificios, así como la Victoria que nos dejaron nunca serán olvidados.

Tenemos la responsabilidad con nuestro pasado y nuestro futuro de hacer todo lo posible para evitar que esas horribles tragedias vuelvan a ocurrir. Por lo tanto, me vi obligado a publicar un artículo sobre la Segunda Guerra Mundial y la Gran Guerra Patria. He discutido esta idea en varias ocasiones con líderes mundiales y ellos han mostrado su apoyo. En la cumbre de líderes de la CEI celebrada a fines del año pasado, todos coincidimos en una cosa: es esencial transmitir a las generaciones futuras el recuerdo del hecho de que los nazis fueron derrotados ante todo por el pueblo soviético y que los representantes de todas las repúblicas de la Unión Soviética lucharon codo con codo en esa heroica batalla, tanto en el frente como en la retaguardia. Durante esa cumbre, también hablé con mis homólogos sobre el desafiante período anterior a la guerra.

Esa conversación causó revuelo en Europa y el mundo. Significa que, de hecho, ya es hora de que revisemos las lecciones del pasado. Al mismo tiempo, hubo muchos arrebatos emocionales, inseguridades mal disfrazadas y fuertes acusaciones que siguieron. Actuando por costumbre, ciertos políticos se apresuraron a afirmar que Rusia estaba tratando de reescribir la historia. Sin embargo, no refutaron un solo hecho o refutaron un solo argumento. De hecho, es difícil, si no imposible, discutir con los documentos originales que, por cierto, se pueden encontrar no solo en los archivos rusos, sino también en los extranjeros.

Por lo tanto, es necesario seguir examinando las razones que provocaron la guerra mundial y reflexionar sobre sus complicados acontecimientos, tragedias y victorias, así como sus lecciones, tanto para nuestro país como para el mundo entero. Y como dije, es crucial confiar exclusivamente en documentos de archivo y evidencia contemporánea, evitando cualquier especulación ideológica o politizada.

Me gustaría recordar una vez más el hecho obvio. Las causas fundamentales de la Segunda Guerra Mundial provienen principalmente de las decisiones tomadas después de la Primera Guerra Mundial. El Tratado de Versalles se convirtió en un símbolo de la grave injusticia para Alemania. Básicamente, implicaba que el país iba a ser robado, siendo obligado a pagar enormes reparaciones a los aliados occidentales que drenaron su economía. El mariscal francés Ferdinand Foch, que se desempeñó como Comandante Supremo Aliado, dio una descripción profética de ese Tratado: "Esto no es paz. Es un armisticio durante veinte años".

Fue la humillación nacional la que se convirtió en un terreno fértil para los sentimientos radicales de venganza en Alemania. Los nazis jugaron hábilmente con las emociones de la gente y construyeron su propaganda prometiendo liberar a Alemania del "legado de Versalles" y restaurar el país a su antiguo poder mientras esencialmente empujaba al pueblo alemán a la guerra. Paradójicamente, los estados occidentales, particularmente el Reino Unido y los Estados Unidos, contribuyeron directa o indirectamente a esto. Sus empresas financieras e industriales invirtieron activamente en fábricas y plantas alemanas que fabricaban productos militares. Además, muchas personas de la aristocracia y el establishment político apoyaron movimientos radicales, de extrema derecha y nacionalistas que estaban en aumento tanto en Alemania como en Europa.

El "orden mundial de Versalles" provocó numerosas controversias implícitas y aparentes conflictos. Giraron alrededor de las fronteras de los nuevos estados europeos establecidos al azar por los vencedores en la Primera Guerra Mundial. Esa delimitación de límites fue seguida casi inmediatamente por disputas territoriales y reclamos mutuos que se convirtieron en "bombas de tiempo".

Uno de los principales resultados de la Primera Guerra Mundial fue el establecimiento de la Sociedad de Naciones. Había grandes expectativas de que esa organización internacional garantizara una paz duradera y una seguridad colectiva. Era una idea progresista que, si se aplicaba de manera coherente, en realidad podría evitar que volvieran a ocurrir los horrores de una guerra global.

Sin embargo, la Liga de las Naciones, dominada por las potencias victoriosas de Francia y el Reino Unido, resultó ineficaz y quedó abrumada por discusiones sin sentido. La Sociedad de Naciones y el continente europeo en general hicieron oídos sordos a los repetidos llamamientos de la Unión Soviética para establecer un sistema de seguridad colectiva equitativo y firmar un pacto de Europa del Este y un pacto del Pacífico para prevenir la agresión. Estas propuestas fueron ignoradas.

La Sociedad de Naciones tampoco logró prevenir conflictos en varias partes del mundo, como el ataque de Italia a Etiopía, la guerra civil en España, la agresión japonesa contra China y el Anschluss de Austria. Además, en el caso de la Traición de Munich que, además de Hitler y Mussolini, involucró a líderes británicos y franceses, Checoslovaquia fue desarmada con la plena aprobación de la Liga de Naciones. Me gustaría señalar a este respecto que, a diferencia de muchos otros líderes europeos de la época, Stalin no se deshonró al reunirse con Hitler, quien era conocido entre las naciones occidentales como un político de gran reputación y era un invitado bienvenido en las capitales europeas. .

Polonia también participó en la partición de Checoslovaquia junto con Alemania. Decidieron juntos de antemano quién obtendría qué territorios checoslovacos. El 20 de septiembre de 1938, el embajador polaco en Alemania, Józef Lipski, informó al ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Józef Beck, sobre las siguientes garantías hechas por Hitler: "... en caso de un conflicto entre Polonia y Checoslovaquia por nuestros intereses en Teschen, el Reich apoyar a Polonia ". El líder nazi incluso instó y aconsejó que Polonia comenzara a actuar "sólo después de que los alemanes ocuparan los Sudetes".


Vida temprana, educación y carrera

Vladimir Vladimirovich Putin nació el 7 de octubre de 1952 en Leningrado, Unión Soviética (ahora San Petersburgo, Rusia). Su madre, Maria Ivanovna Shelomova, era trabajadora de una fábrica y su padre, Vladimir Spiridonovich Putin, había servido en la flota de submarinos de la Armada Soviética durante la Segunda Guerra Mundial y trabajó como capataz en una fábrica de automóviles durante la década de 1950. En su biografía oficial del estado, Putin recuerda: “Vengo de una familia común y así es como viví durante mucho tiempo, casi toda mi vida. Viví como una persona normal y media y siempre he mantenido esa conexión ".

Mientras asistía a la escuela primaria y secundaria, Putin se dedicó al judo con la esperanza de emular a los oficiales de inteligencia soviéticos que veía en las películas. Hoy en día, tiene un cinturón negro en judo y es un maestro nacional en el arte marcial ruso similar del sambo. También estudió alemán en la escuela secundaria de San Petersburgo y hoy habla el idioma con fluidez.

En 1975, Putin se licenció en derecho en la Universidad Estatal de Leningrado, donde fue instruido y se hizo amigo de Anatoly Sobchak, quien más tarde se convertiría en líder político durante el período de reforma de la Glasnost y la Perestroika. Como estudiante universitario, se requirió que Putin se uniera al Partido Comunista de la Unión Soviética, pero renunció como miembro en diciembre de 1991. Más tarde describiría el comunismo como "un callejón sin salida, lejos de la corriente principal de la civilización".

Después de considerar inicialmente una carrera en derecho, Putin fue reclutado en la KGB (el Comité de Seguridad del Estado) en 1975. Se desempeñó como oficial de contrainteligencia extranjero durante 15 años, los últimos seis en Dresde, Alemania Oriental. Después de dejar la KGB en 1991 con el rango de teniente coronel, regresó a Rusia, donde estuvo a cargo de los asuntos externos de la Universidad Estatal de Leningrado. Fue aquí donde Putin se convirtió en asesor de su antiguo tutor Anatoly Sobchak, que acababa de convertirse en el primer alcalde de San Petersburgo elegido libremente. Putin, que se ganó la reputación de político eficaz, ascendió rápidamente al cargo de primer teniente de alcalde de San Petersburgo en 1994.


Todos los ojos puestos en Putin después del accidente aéreo en Malasia

La mayor, María - o “Masha” - tiene 29 años y su hermana, Yekaterina - o “Katya” - tiene 27. A pesar de ser “millennials”, ninguna parece tener presencia en ninguna red social, y no ha sido presa del tabloide estadounidense. cobertura de vástagos famosos.

El portavoz del presidente ruso, Dmitry Peskov, dijo en noviembre pasado: “Hay muchos rumores. Pero nunca no hablamos de la familia de Vladimir Putin y no haremos esto ”.

Eso fue en respuesta a una simple pregunta sobre si Putin había ido a Seúl a principios de ese mes para visitar a Katya.

"Tiene miedo de hablar de estas cosas porque no sabe si el Sr. Putin estará feliz con esto".

Ambas hijas asistieron a escuelas secundarias de lengua alemana y luego fueron a la Universidad Estatal de San Petersburgo, según un artículo del New York Times de 2012. Según los informes, Masha estudió biología, mientras que Katya se centró en estudios asiáticos.

La hija menor estaba vinculada sentimentalmente con un hombre de Corea del Sur, Yoon Joon-won, hijo de un empleado de la Embajada de Corea en Moscú. Pero también hubo negaciones.

Yekaterina ahora vive con Nikolai Samalov, un viejo amigo de su padre que financió numerosos acuerdos de construcción relacionados con los Juegos Olímpicos de Sochi.

Se tomó solo como rumor e insinuación que Masha vivía con el empresario holandés Jorrit Fassen en los Países Bajos hasta que el alcalde de Hilversum, Pieter Broertjes, pidió el miércoles que fuera deportada a raíz de la controversia del MH17. Más tarde se disculpó.

Todavía no se ha confirmado del todo que Masha viva en Holanda con Fassen, quien ha ocupado cargos importantes en las compañías de gas rusas. Los informes holandeses afirman que Putin visitó a la pareja en 2013 (su portavoz lo negó). Pero los ucranianos en Twitter el fin de semana pasado pidieron una protesta pacífica en un edificio de apartamentos en Voorschoten, donde supuestamente vive.

Incluso la madre de las niñas, la esposa de Putin durante casi 30 años (se divorciaron el año pasado) era prácticamente desconocida en los medios.

Lyudmila, una ex asistente de vuelo a quien Vladimir conoció en una actuación de ballet, solía acompañarlo solo en ocasiones importantes, como votar en las elecciones presidenciales del año pasado. Una foto que se les tomó en las últimas elecciones se convirtió en un meme ruso con el titular "¡Nos vemos en seis años!"

Cuando se divorciaron, reconocieron que a menudo estaban separados.

"Prácticamente nunca nos vimos. Para cada uno su propia vida", dijo bruscamente Putin a los periodistas en junio de 2013, cuando los dos hicieron un anuncio conjunto sobre el final de su matrimonio.

Lyudmila Putina dijo: "Seremos eternamente personas muy cercanas. Estoy agradecida ... de que me apoye".

Ha sido descrita como religiosamente devota, y puede que incluso haya pasado un tiempo en un monasterio.

La mayoría de las personas que podrían ofrecer una idea de los Putin parecen no querer enfadarse con el ex hombre de la KGB.

En un artículo de 2008 en Pravda, una de las últimas veces que el periódico ruso escribió sobre las hijas de Putin, el segundo párrafo decía: “Nos gustaría recordar aquí que la vida privada del ex presidente de Rusia y su familia es un tema tabú. para discusiones públicas y publicaciones en este país ".


El fetiche de la historia de Vladimir Putin

Rusia, dice el viejo chiste, ha sido durante mucho tiempo un país con un pasado impredecible. El 22 de septiembre de 1939, por ejemplo, el comandante de la brigada soviética Semyon Krivoshein se paró junto a los generales alemanes Mauritz von Wiktorin y Heinz Guderian en Brest-Litovsk, Polonia, para revisar un desfile conjunto de las tropas de la Wehrmacht y el Ejército Rojo que habían ocupado recientemente la ciudad. La calle estaba decorada con pancartas unidas con la esvástica y la hoz y el martillo que celebraban el Pacto Nazi-Soviético firmado en Moscú menos de un mes antes.

Bajo los términos del ahora infame anexo secreto de ese acuerdo, Hitler y Stalin acordaron dividir Polonia y los estados bálticos entre ellos y mdash y, menos famoso pero más importante, a Berlín, los soviéticos acordaron proporcionar millones de toneladas de materias primas para alimentar la máquina de guerra alemana. Stalin intercambió largas cartas personales con Hitler y Pravda imprimió cordiales felicitaciones oficiales de cumpleaños al Füumlhrer.

En la actualidad, publicar fotografías del desfile de Brest en las redes sociales rusas puede hacer que te encarcelen en virtud de una ley de 2014 que penaliza y difunde información intencionalmente falsa sobre las actividades de la Unión Soviética y las rsquos durante la Segunda Guerra Mundial y rsquo y rsquodesecrating los símbolos de la gloria militar de Rusia y rsquos.

Vladimir Putin se preocupa profundamente por la memoria del papel soviético en la Segunda Guerra Mundial. A lo largo de sus 20 años en el poder, ha avanzado hasta el punto de que la guerra se ha convertido en una piedra de toque de la identidad colectiva de la Rusia moderna y los rsquos. Los escolares rusos se visten con uniformes de guerra y las celebraciones anuales del Día de la Victoria en Moscú se han restaurado a un desfile al estilo soviético del poderío militar moderno de Rusia y rsquos, con misiles nucleares móviles. Pero el último intento de Putin de cooptar la gloria de la victoria soviética para reflejar sus propias ambiciones globales es quizás el más extraño hasta ahora, según un extenso ensayo histórico publicado la semana pasada en National Interest.

Como todos los mejores polemistas, Putin presenta sus revisiones en medio de una falange de verdades. Señala que la URSS hizo un sacrificio mucho mayor que los otros aliados para derrotar a Hitler. Ciertamente esto es cierto. Alemania sufrió casi el 90 por ciento de sus bajas en el Frente Oriental, no en Occidente, un punto concedido por el historiador Anthony Beevor incluso cuando presentó su libro sobre el Día D, que en comparación con las titánicas luchas en Stalingrado, Kursk y Varsovia parece un desastre. espectáculo secundario menor. Putin también señala que las potencias occidentales arrastraron los pies sobre una alianza militar con la URSS en 1939, con la secreta esperanza de que Hitler y Stalin se atacaran entre sí. Incluso cuando el ministro de Relaciones Exteriores soviético, Vyacheslav Molotov, firmó el pacto con su homólogo alemán, una delegación británica encabezada por Anthony Eden estaba en Moscú con órdenes de extender las negociaciones el mayor tiempo posible.

Stalin concluyó que no podía buscar ayuda de los británicos y firmó su trato con el diablo. Como Molotov afirmó a un biógrafo en 1982, & lsquowe sabía que la guerra llegaría pronto, que éramos más débiles que Alemania, que tendríamos que retirarnos. Hicimos todo lo posible para posponer la guerra. Y lo logramos & mdash durante un año y 10 meses. Deseamos que pudiera haber sido más largo, por supuesto. & Rsquo

Putin sigue la línea de Molotov & rsquos de que el pacto con Hitler fue un matrimonio desesperado por conveniencia. Pero Putin también culpa de la Segunda Guerra Mundial directamente a los pies de las traidoras Gran Bretaña y Francia que capitularon ante Hitler en lo que él describe como la "traición de Munich" que permitió a Alemania ocupar parte, luego toda Checoslovaquia. Putin también da mucha importancia al antisemitismo abierto de muchos líderes polacos, deplorando y callando la aquiescencia silenciosa o incluso la incitación directa de algunos políticos europeos en los bárbaros planes de los nazis.

Donde Putin vira hacia el revisionismo radical es su intento de encubrir la ocupación soviética de Polonia y los países bálticos. "En otoño de 1939, la Unión Soviética, persiguiendo sus objetivos estratégicos militares y defensivos, inició el proceso de incorporación de Letonia, Lituania y Estonia", escribe. & lsquoSu adhesión a la URSS se llevó a cabo sobre una base contractual, con el consentimiento de las autoridades electas. Esto estaba en línea con el derecho internacional y estatal de esa época & # 8230 Las repúblicas bálticas dentro de la URSS preservaron sus órganos gubernamentales, su idioma y tenían representación en las estructuras estatales superiores de la Unión Soviética. & Rsquo

Las mismas repúblicas bálticas lo recuerdan de manera diferente como una pesadilla de arrestos y ejecuciones masivas que decapitaron a sus naciones y sus élites políticas y culturales. En Polonia, la policía secreta soviética masacró sistemáticamente a 22.000 oficiales e intelectuales en los bosques de Katyn en abril y mayo de 1940, y luego mintió al mundo durante medio siglo.

No es de extrañar que Putin minimice el aspecto violentamente imperial de la ocupación soviética. Pero lo más intrigante de & rsquos es por qué eligió expresar sus últimas opiniones sobre el papel de Rusia y rsquos en el mundo moderno a través del prisma codificado de un ensayo histórico.

La respuesta más obvia es que la victoria de la Unión Soviética y rsquos en 1945 sentó las bases de todo lo que queda hoy de la grandeza de Rusia y rsquos. Moscú & rsquos asiento en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, su legitimidad moral e incluso su arsenal nuclear tienen sus raíces en la Segunda Guerra Mundial. Incluso 75 años después del evento, la inmensidad del sacrificio y mdash soviético, incluida la muerte del propio hermano mayor infantil de Putin y rsquos durante el asedio de Leningrado y mdash en la lucha contra el nazismo, todavía resuena.

Pero Putin también está enfatizando la historia porque siente que el recuerdo de la alianza en tiempos de guerra se está desvaneciendo. Rusia es ahora vista tanto por Occidente como por sus propios vecinos cercanos como un enemigo incansablemente hostil e intratable. Cuando Boris Johnson habló de sus cambiantes actitudes hacia Rusia, mencionó la guerra. "Realmente pensé, como creo que muchos secretarios de relaciones exteriores y primeros ministros han pensado antes, que podríamos empezar de nuevo con Rusia", dijo Johnson el año pasado. "Que es un gran país con el que luchamos contra el fascismo". Fue muy, muy decepcionante que me equivocara. & Rsquo

Eso molesta a Putin, quien, según los informes, se ha obsesionado con lo que él llama la Gran Guerra Patriótica. He & rsquos habló sobre la guerra en reuniones con ex jefes de estado soviéticos y en reuniones de alto nivel con generales y empresarios. También ha convocado paneles de historiadores para descubrir nuevas pruebas de la perfidia occidental durante el período previo al conflicto. Incluso es posible que Putin haya escrito gran parte del ensayo él mismo, ya que ha hablado públicamente sobre su trabajo académico sobre el tema. La traducción, con su combinación de formalismos torpes y palabras de moda modernas simplistas, suena al secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov & rsquos English.

Suscríbase hoy por solo $ 1 / mes para nuestra edición impresa y acceso ilimitado a spectatorworld.com

Pero lo que está claro es que para Putin, asegurarse de que el mundo comparta el orgullo de Rusia por su victoria es claramente algo muy personal. Los rusos dicen que la guerra ha dejado una profunda huella en la historia de cada familia y rsquo, escribe Putin. & lsquoDetrás de estas palabras, hay destinos de millones de personas, sus sufrimientos y el dolor de la pérdida. Detrás de estas palabras, también está el orgullo, la verdad y el recuerdo.

Además, existe un profundo deseo de rechazar los intentos de los europeos orientales de imponer su propia historia revisionista con un toque adicional de paranoia. En 2018, Polonia aprobó su propia & lsquomemory law & rsquo que hizo ilegal acusar al país de complicidad en los crímenes cometidos por el Tercer Reich en suelo polaco. Ucrania ha enaltecido a Stepan Bandera, un líder nacionalista que colaboró ​​con los nazis en nombre de la independencia de Ucrania. Para Sergei Naryshkin, jefe de la agencia de inteligencia extranjera SVR de Rusia, & lsquoUkraine y los estados bálticos ahora tienen leyes que rehabilitan a los colaboradores nazis & # 8230 y, según nuestra información, la coordinación de estos esfuerzos supuestamente & ldquograssroots & rdquo se maneja desde un solo centro al otro lado del Atlántico. & Rsquo To Naryshkin y probablemente todos los ex hombres de la KGB que dirigen el Kremlin, & lsquotodos estos & ldquoripples & rdquo sólo confirman que las élites occidentales están buscando reformar el sistema existente de gobernanza global o, simplemente, tomar el control sobre él. & Rsquo

Para Putin, como para sus predecesores en el Kremlin que se remontan a Lenin, controlar la narrativa del pasado es la clave para controlar el presente. Con su sofisticada máquina de propaganda, Putin no ha tenido dificultades para lograr que los rusos compren su fetichización de una guerra que muy pocos de ellos recuerdan ahora como piedra angular de su identidad nacional. Queda por ver si su incursión en la polémica histórica influirá en muchos en Occidente detrás de su visión de Rusia como el salvador de Europa.

Este artículo fue publicado originalmente en El espectador& rsquos sitio web del Reino Unido.


Antes de convertirse en presidente de Rusia, Vladimir Putin era un espía de la KGB; eche un vistazo a sus inicios en su carrera.

La carrera de Vladimir Putin en la KGB pudo haber terminado hace décadas, pero eso no impidió que el presidente ruso citara sus credenciales de espía durante la conferencia de prensa del lunes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Descartando la idea de que la campaña presidencial de Trump se coludió con Rusia en 2016 y cuestionando la credibilidad del expediente Steele, Putin dijo: "Yo mismo era un oficial de inteligencia y sé cómo se inventan los expedientes".

Rusia está acusada de piratear los correos electrónicos del DNC y participar en otras formas de subversión cibernética para lanzar la carrera hacia Trump. Una serie de campañas publicitarias y grupos de redes sociales con carga política y desinformación se remonta a Rusia.

Putin ha negado haber pirateado las elecciones. Trump ha argumentado que "no ve ninguna razón" por la que Putin se inmiscuya en las elecciones, a pesar del consenso de la comunidad de inteligencia estadounidense de que Rusia interfirió para asegurar una victoria republicana.


Vladimir Putin, el asesino de la historia

Sergei Bobylev a través de Getty Images GINEBRA, SUIZA & # 8211 16 de junio de 2021: Rusia & # 8217s presidente Vladimir Putin se va después de una reunión con Suiza & # 8217s presidente Parmelin al margen de la cumbre EE.UU.-Rusia en la Villa La Grange. Sergei Bobylev / TASS (Foto de Sergei BobylevTASS a través de Getty Images)

Vladimir Luzgin, un simple mecánico de automóviles en Perm, fue uno de los primeros condenados, en 2014, por compartir un artículo que decía que & # 8220los comunistas habían colaborado activamente con la Alemania nazi para dividir Europa con el pacto Molotov-Ribbentrop & # 8220.

En 2015, Evghenij Dšugashvili, nieto de Stalin y # 8217, denunció al historiador David Feldman que había recordado la masacre de Katyn en la televisión, miles de prisioneros polacos fusilados por la policía soviética en 1940. Un crimen negado durante años, luego admitido por Gorbachov, y ahora por Nuevo controvertido: la placa en memoria de las víctimas colocada en Tver fue retirada el año pasado por orden del fiscal. El historiador Aleksandr Gourianov, que se ocupa del programa & # 8220Polish & # 8221 de la ONG Memorial, ha declarado que es continuamente víctima de amenazas y denuncias.

En 2018 las autoridades de Magadan, capital de Kolymà (archipiélago de Gulag, 10 mil km al este de Moscú), abrieron un proceso penal contra Igor Dorogy, un jubilado de 62 años, acusado de haber recordado en redes sociales a los autores de los delitos. del pasado llamándolos & # 8220 verdugos, saqueadores y sanguinarios & # 8221. En 2019, Aleksei Volkov, coordinador de la oficina de Volgogrado del oponente Aleksei Navalny, fue condenado por publicar fotografías de monumentos dedicados a héroes soviéticos con rostros pintados de verde.

Podriamos seguir y seguir. Microhistorias que pertenecen al diario ruso y que transmiten mejor lo que significa la batalla política en torno a la memoria de un pueblo que la gran historia. El Consejo de Europa publicó hace unos días un informe de ochenta páginas de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), resultado de un año de trabajo de campo entre historiadores, activistas políticos y civiles en ONG, periodistas de alguna manera involucrados con la cuenta pública que Vladimir Putin & # 8217s Rusia hace de sí misma. Puedes leer el informe aquí. Se titula & # 8220Crimes Against History & # 8221, una expresión tomada del ensayo del historiador belga Antoon De Baets publicado en 2018 bajo el título & # 8220Crimes Against History & # 8221. Y por & # 8220crimen & # 8221 entendemos esa forma particular de ataque a los derechos humanos que a través de la censura, la desinformación, la revisión del relato histórico apunta a obtener una ventaja política, como la consolidación de un régimen, la construcción de una narrativa funcional al poder. Pero claro que la historia no es un ente abstracto, anda en piernas de mujeres y hombres y por ello también se cometen delitos contra quienes trabajan la historia, mediante restricciones de acceso a archivos, denuncias, difamaciones que dan lugar a juicios, pequeños y pequeños. grandes convicciones que contribuyen a un clima de intimidación. En algunos casos de persecución real.

Entre 2014 y 2019, más de 9.000 personas fueron condenadas en Rusia a multas o prisión de hasta quince días por infringir la ley de memoria. Cada causa implica naturalmente la incautación de computadoras personales, teléfonos inteligentes, instrumentos electrónicos y, por lo tanto, la incautación de la memoria privada y las conexiones con el resto del mundo.

Desde 2020 esta práctica policial y judicial, ya sustentada por diversas leyes, ha sido legitimada por la inscripción solemne en la Constitución donde ahora se lee que la actual Federación de Rusia es la & # 8220sucesora & # 8221 de la Unión Soviética, & # 8220 memoria de los defensores de la patria, protege la verdad histórica y no permite minimizar el heroísmo popular en la defensa de la patria ”. El gobierno tiene la obligación de & # 8220influir el patriotismo en los jóvenes & # 8221. The founding moment is no longer the October Revolution (celebrated hastily in 󈧕) but the victory in the Second World War (The Great Patriotic War) while all the atrocities of the past are minimized and even justified. “It is an aggressive memory policy – accuses the FIDH – that leaves no room for alternative points of view and targets independent historians, publicists, journalists, NGO militants and civil society who work on historical memory”.

The paradigm shift is here, in the passage from the history of regime propaganda to the criminalization of any interference and with a bureaucratic and fiscal application of the truth of the state. One of the latest and most controversial laws is that which pursues the rehabilitation of Nazism. A shareable and rightful goal in the Eastern world where the confusion of symbols after 1989 produced disturbing “reddish-brown” movements with the display of swastikas intertwined with hammer and sickle on backgrounds that reproduced the flags of the III Reich, as in the case of the “national-Bolshevik” party founded by Eduard Limonov in the chaotic Russia of Boris Yeltsin. The effect of the law, however, was to impose a patriotic tone on the historical narrative with the aim of “strengthening national identity” and prohibiting “disrespectful views of Russian military history”.

And so, for example, in 2020 a Kaliningrad blogger, Nikolaij Gorelov was sued for articles published in 2014 on the crimes committed by the Red Army on the civilian population. A Smolensk journalist, Polina Danilevich, was convicted of publishing a photograph of her home during the Nazi occupation. A bookseller was denounced because he had for sale a historical essay on “Soldiers of the Wermacht” with the image of a swastika on the cover. A militant from Tuva (Siberia on the border with Mongolia) Oyumaa Dongak was denounced for having published archival photographs of Germany in plain anti-Nazi text.

Many historians have already made the expense of this climate since 2014, when the ministerial commission for the archives (which had been partially and briefly accessible between 󈨠 and 󈨡) extended their closure by another thirty years for the documents of the years between 1917 and 1991. So until 2044 the secrets of CEKA, NKVD and KGB will remain so.

All this constitutes a “crime against history” of which the whole of Russian society and the international community are victims. Thus concludes the FIDH report, recommending to historians and judges to “be vigilant” so that memory is not propaganda. But it is a battle that is not just about Russia. Just in these days in France Vasilij Grossman’s “Years of War” has been republished in the same edition released in 1993 that is purged of the “patriotic” and pro-Stalinist pages of a writer who with “Life and destiny” has then become an icon and symbol anti-Stalinist literature.

The paradox is that if censorship has come back to life in Moscow, self-censorship has never died in France.

The young lawyer Grigorij Vaipan (graduated from St. Petersburg and studied law at Harvard), one of the authors on the “crime” of history in today’s Russia, declared to le Monde: “I was born in 1990, I am part of the first post-Soviet generation and unfortunately I witness the return of repression. I believe that our country has no future if it does not honestly face its totalitarian past ”. And not only his but also the conformist vices of ours.


Fuentes

  1. Stengel, Richard and Adi Ignatius. &ldquoA Bible, But No E-mail.&rdquo TIME Magazine. 17 December 2007.
  2. Stengel, Richard and Adi Ignatius. &ldquoPutin Q&A: Full Transcript.&rdquo TIME Magazine. 17 December 2007.
  3. Levy, Clifford J.. &ldquoAt Expense of All Others, Putin Picks a Church.&rdquo Los New York Times. 24 April 2008.
  4. Shuster, Simon. &ldquoInside Vladimir Putin's Pilgrimage to the Holy Mountain.&rdquo TIME Magazine. 7 September 2016.
  5. Lucas, Fred. &ldquo‘Back to the Soviet Era’: Putin’s New Law Could Lead to Religious Crackdown.&rdquo The Daily Signal. 20 July 2016.
  6. Bennetts, Marc. &ldquoA New Russian Law Targets Evangelicals and Other ‘Foreign’ Religions.&rdquo Newsweek. 15 September 2016.
  7. Keating, Joshua. &ldquoRussia Gets Religion: Is Vladimir Putin trying to build a new Orthodox empire?.&rdquo Pizarra. 11 November 2014.
  8. Coyer, Paul. &ldquo(Un)Holy Alliance: Vladimir Putin, The Russian Orthodox Church And Russian Exceptionalism.&rdquo Forbes.com. 21 May 2015.
  9. Putin, Vladimir, First Person: An Astonishingly Frank Self-Portrait by Russia's President 12.
  10. &ldquoVladimir Putin.&rdquo Wikipedia.
  11. Putin, Vladimir. &ldquoPresidential Address to the Federal Assembly.&rdquo 4 December 2014.

Vladimir Putin, the Jewish King of Restored Khazaria

So what is the globalist purpose in staging a war on Russia’s western border? I suspect that their motive is to reunite all the land of ancient Khazaria under Russian control. Basically, they want to “restore their ancient empire / homeland.” Putin is not only a Jew I suspect he is also a Khazarian.

Just look at a map of ancient Khazaria…

The area boxed in red is the part of ancient Khazaria bordered by the Dnieper River that the Russians will control after the coming war. The Russians will get all of Ukraine east of the Dnieper.

The area boxed in green is Crimea, a part of ancient Khazaria which the Russians took control of in 2014.

The area boxed in orange is the little notch of Khazaria / Alania near Tbilisi that is now Ossetia. The Russians took control of South Ossetia in 2008…

Putin’s Palace in Khazaria

A few weeks ago, I was poking around Netflix and came across a French documentary called Putin’s Hidden Treasure. At about the 45 minute mark, it started talking about how Putin ordered his business cronies to drop all their projects and focus on building him a palatial complex in the South of Russia. The place is now referred to as Putin’s Palace.

After getting into all this Khazarian stuff this weekend, I decided to check if Putin’s Palace is in Khazarian territory. Está. Not only that, it’s built within the most ancient boundaries of Khazaria (circa 650).

Here is a map that points to Putin’s Palace (a.k.a. Mys Idokopas) at the bottom right…

…from Google Maps. As you can see, Crimea is on the left and the Palace is on the opposite shore across the Black Sea.

Now here is a map of ancient Khazaria at different times of its development…

…from Wikipedia

The area I’ve boxed in blue is the same area from the map of Putin’s Palace (with the Palace marked with a red circle). As you can see, the Palace sits inside the most ancient boundaries of Khazaria. So after the war, Putin will be the Jewish King of the Restored Khazarian Empire (among the many crowns he will wear) with a beautiful palace by the sea…

…Just look at that long walking garden!

Watch the Netflix documentary if you’re able. They actually go as close to the Palace as the massive security presence will allow, and they show that it’s not just a house, but a command center.

A Quick Note About This Blog

My purpose in writing this blog is twofold: 1) to educate the public on the true objectives and strategies of the globalists, and 2) to expose and hopefully block (or at least slow down) globalist advances towards their goals.

In order to fulfill the second part of my purpose, I employ a strategy of deterrence through public exposure of their methods, aims, and narratives. So I write in detail about every point during the current year where I perceive an opportunity for them to make a move. If my strategy works, they won’t attempt the move, nothing will happen, and it will appear that I was wrong. That is exactly the outcome I aim for. I am not in the prediction business I’m in the prevention business.

To better understand my philosophy on this, read The Magician and the Heckler.

It is also my intention to perform this work without letting money or ego get in the way. So I do not accept fees, donations, ads or any other type of income for this site (to ensure the flow of money doesn’t impact what I write about and to prevent any other complications money might bring with it). Nor do I use my full name (to avoid the desire to “make a name for myself” and to prevent myself from shying away from taking risks or controversial stands “to preserve my reputation”).

For more about me and how to get in contact, see the About Me / Contact page.


Today, we celebrate the sixth month anniversary since the founding of Historia y titulares on September 22, 2013. We now have over 200 articles on our site and so what better way to commemorate these milestones than by digging deeper into the bizarre and sordid history of the leader of a nuclear armed nation possessing more territory than any other country in the world?

(Update, March 2020: We are now 6 1/2 years old and have well over 2000 articles, as well as a YouTube channel. We have also just added more information about Putin to this article and you can see our other Putin related articles by clicking the link.)

Cavar más profundo

8. Interference with American elections and politics.

Despite troubling and unexplained denials of President Donald Trump, Putin and his Russian internet trolls have definitely interfered with the 2016 US presidential election and are doing more of the same with the 2020 elections. On top of that, Putin’s trolls are sowing discord in the US by suckering Americans into divided sides by race, religion, economic class and politics with bogus websites and social media manipulation. Putin is engaging in a high level of internet cyber war that is largely being ignored by the Trump administration.

7. Putin dismisses his government.

In February of 2020, Vladimir Putin fired the Prime Minister and virtually his entire cabinet, creating a new government more to his liking in a bald faced move to consolidate his power, looking to stay in power longer. Not a surprise, he did something similar in 2004 and has remained in power since. The moves are seen as part of his plan, which included a constitutional change, to allow him to remain in power past his otherwise term limited date of 2024. Currently 67 years old (as of March 23, 2020), Putin may be able to retain his dictatorship of Russia for quite a few years yet to come. After all, he is constantly conniving ways to consolidate and extend his power.

6. Putin “Stole” Robert Kraft’s Super Bowl Ring


In 2005, Robert Kraft, owner of the American football team The Patriots, had the opportunity to meet with Vladimir Putin. During this meeting, Kraft decided to show Putin his Super Bowl ring, valued at $25,000. According to Kraft, “I took out the ring and showed it to [Putin], and he put it on and he goes, ‘I can kill someone with this ring…I put my hand out and he put it in his pocket, and three KGB guys got around him and walked out….I really didn’t [want to]. I had an emotional tie to the ring, it has my name on it. I don’t want to see it on eBay.” The ring remains in Russia.

5. Putin Kissed a Boy, because WHY!?


If seeing a grown man, let a lone the leader of one of the Earth’s most powerful countries, kiss a boy’s bare skin is not weird enough, Putin’s explanation for why he kissed the boy just makes matters worse: “You know that this was not planned. People came up and I began talking to them, among them this little boy. He seemed to me very independent, sure of himself and at the same time defenseless, as a child always is, an innocent boy and a very nice little boy…I tell you honestly, I just wanted to touch him like a kitten, and that desire of mine ended in that act that you mention.” WTF?!

4. Saint Vladimir Putin

Yes, you read right! The Chapel of Russia’s Resurrection founded in 2007 by Mother Fotina as an all-woman sect believes that Putin is the reincarnation of Paul the Apostle and Saint Vladimir the Great and is himself a living saint. Not even the tsars were worshiped as living saints! Let us just hope he does not take after Saint Theodora…

3. Putin versus Pussy Riot


That is not to say that all Russian women worship Putin. Among Putin’s most vocal critics are a female punk band named Pussy Riot, founded in 2011. The group regards Putin as a dictator, which given that Putin has run Russia as either president or prime minister for the last twenty plus years, does not seem an entirely bogus allegation. The group achieved international notoriety when they protested at an Orthodox Church in Russia in February 2012. The next month, three prominent members of the group members were arrested, denied bail, convicted of hooliganism, and sentenced to two years imprisonment. Amidst international outcries, the women were eventually freed prior to the Winter Olympics held in Russia in February 2014, only to suffer subsequent assaults by angry Russians as recently as March 2014.

2. Putin Wins More Votes than Voters?


In Russia’s most recent presidential election, Putin won with some interesting support. As reporter Bill Neely notes, “look at Precinct 451 in the capital Grozny, where Putin got 1,482 votes and (former Communist leader Gennady) Zyuganov got one. Terrific vote. Except that only 1,389 people were registered to vote in the precinct. That means the turnout was 107 percent.”

1. Aggression toward Neighboring Countries

All of the above pales in comparison to Russia’s interventions in its neighbors’ political turmoil. First, Russia won a decisive victory in the Second Chechen War in the first years of Putin’s administration. Then, in August 2008, Russia invaded Georgia in a war that cost hundreds of lives and also resulted in Russian victory, despite former American presidential candidate John McCain’s claim that “We are all Georgians”. Now, we have the ongoing crisis of the Crimea, which has voted for independence and hoped for annexation by Russia. This latest conflict is perhaps the most concerning as the possibility of American involvement seems greater than what happened in 2008. Indeed, global fears of the conflict escalating are by far the most disturbing of news currently scaring the world… Update, March 2020: With Russia firmly in control of the Crimea, the land grab has spread to other parts of the Ukraine that Russia is attempting to also annex. Fighting between the Ukrainian army and Russians continues and has played a part in the American political picture that led to the impeachment of Donald Trump.

And to make matters worse, should a war erupt, we Americans no longer have Sarah Palin as governor as our first line of defense!


Pregunta para estudiantes (y suscriptores): In any event, we have already had one Crimean War, but do you think we will have another in 2014? Should Britain and America come to the Ukraine’s defense should a war break out? Would a war between the United States and Russia have to be a nuclear war? Háganos saber en la sección de comentarios debajo de este artículo.

Si le gustó este artículo y le gustaría recibir una notificación de nuevos artículos, no dude en suscribirse a Historia y titulares gustándonos en Facebook y convertirse en uno de nuestros patrocinadores!

¡Apreciamos mucho su número de lectores!

Evidencia histórica

Para obtener más información, consulte & # 8230

Morgan, Stephen. Pussy Riot vs Putin: Revolutionary Russia. CreateSpace Independent Publishing Platform, 2012.

Putin, Lyudmila. The Benevolent Deeds of Vladimir Putin. CreateSpace Independent Publishing Platform, 2013.


Ver el vídeo: One Day Trip to Vladimir 2020. Sad Reality of life in Small Russian Towns. Golden Ring of Russia (Enero 2022).